Después de un verano intenso, seguro que tu jardín y tu césped ha sufrido tanto por los efectos del calor como por el mayor uso, tiempo y número de actividades que realizamos en el jardín. Por eso, septiembre es un mes perfecto para dejar que tu jardín respire y prepararlo para el otoño.

Con el uso de tu jardín, tanto los recortes de hierba que se van acumulando, las malas hierbas o el musgo, van creando una capa sobre el terreno que impide que el aire, el agua y los nutrientes lleguen correctamente a las raíces del césped, asfixiando poco a poco las plantas. Para evitar esto y disfrutar de un césped más verde y brillante debemos escarificar.

¿Qué es escarificar el césped?

Escarificar es sinónimo de airear, un proceso a través del cual se araña superficialmente el terreno para dejar huecos que permitan el paso del aire, el agua y los nutrientes, a la vez que se añade materia orgánica para conseguir fertilizar la tierra.

¿Cuándo debemos escarificar?

Es conveniente escarificar el césped tanto en primavera (marzo) como poco antes del otoño (septiembre).

¿Qué herramientas debemos utilizar para escarificar el césped?

Existen distintos tipos de herramientas para escarificar, desde escarificadores manuales, escarificadores eléctricos y/o de gasolina. En FERNANDO MATUTE le ofrecemos una selección de escarificadores de la marca VIKING (STIHL), estudiando las necesidades de su jardín para asesorarle con los productos óptimos para esta tarea.

También disponemos de  una amplia gama de escarificadores de gasolina, en alquiler. Infórmate en “alquiler de maquinaria

Etiquetas: